como preparar el eir

Consejos para Preparar el EIR

La preparación del examen EIR supone mucho sacrificio y esfuerzo. Antes de que tomes esta decisión a la ligera queremos dejarte unos consejos para orientarte a la hora de afrontar el examen EIR.

Tómate la preparación del EIR como si fuera un trabajo

Preparar el EIR no es como ir a la universidad. Al preparar este examen debes concienciarte, crear un plan de acción, que debes tomarte en serio y seguir a rajatabla. Normalmente al estudiar el EIR nuestras vidas son más complejas de lo que lo eran cuando íbamos a la universidad, así que una buena organización es imprescindible.

 

Evita distracciones. Aléjate de Whatsapp, Facebook o Instagram…

Evitar las continuas distracciones que suponen estas redes sociales es vital. Aunque tengas el móvil en silencio, solo mirar cada 10 minutos, perjudica tu concentración y por lo tanto tu productividad.

Nerea Marco, 23 años, experimentó cómo las redes sociales pueden minar la concentración. “Era imposible centrarme en el libro durante más de 15 minutos seguidos. Tuve que tomar la decisión de apagar el móvil y dejarlo en otra habitación mientras estudiaba el EIR”.

 

Aprovéchate de los recursos de internet

Internet es un mar de recursos. Sobre todo, recursos más económicos. La plataforma para preparar el EIR que os ofrecemos es un complemento perfecto a vuestros estudios, vayáis a academia o lo estéis preparando por vuestra cuenta. Hacer preguntas nuevas, iguales que las del examen EIR es fundamental para diferenciarse del resto de opositores. Todo el mundo tiene los mismos apuntes y las mismas preguntas de otros años. Lo que hace falta es complementar con nuevas preguntas.

 

Empieza por lo más fácil

Comienza a estudiar lo menos complicado para ti. No te recomendamos empezar por la sección más densa de todo el temario EIR.

 

No te des atracones, sé constante

Hay que crear hábito de estudio. Si conseguimos crear una rutina ya no nos costará ponernos a estudiar, es más, nos sentiremos raros si no estudiamos.

 

Ponte una meta clara y realista

Focalízate e imagínate consiguiendo tu plaza EIR. Ana de 24 años, “Todas las mañanas me repetía a mí misma; CONSEGUIRÉ MI PLAZA EIR”.

 

                                                 La actitud con la que afrontes este examen es quizás el punto más importante.