consejos eir 2020

Recta final para el Examen EIR 2019-2020

A TODOS LOS GLADIADORES DEL EIR: LO VAIS A BORDAR.

Os dejamos unos consejos para la recta final.

 

Ya no queda nada, has andado un largo camino no exento de obstáculos, altibajos, dudas, incertidumbre, inseguridad…pero también lleno de esfuerzo, constancia e ilusión, mucha ilusión. Quieres ser especialista y sabes que el EIR es un examen de alta complejidad, y por eso llevas meses y meses preparándote.

En esta recta final, a un mes del examen, es muy fácil flaquear en fuerzas, tener bajones de energía y convivir con una sensación de saturación y deseos de que pase de una vez. 

Pero, después de tanto tiempo luchando, ¿no crees que no es el mejor momento para venirse abajo? Estás realizando un entrenamiento de alto rendimiento. Eres un gladiador/a y lo vas a bordar.

Puedes tener la sensación de que no sabes nada. Es una percepción tan normal como falsa. Llevas mucho tiempo grabando contenidos en tu memoria, realizando resúmenes, esquemas, preguntando en tutorías, haciendo test. Es simplemente imposible que no sepas nada. Todo está empaquetado en tu cabeza para salir en el momento en que te preguntan por ello. 

Te damos algunas pautas de estudio para este último sprint:

 

  • No intentes memorizar contenidos nuevos. Sí repasar fechas, nombres, valores de escalas, pero no contenidos que no hayas ni mirado hasta ahora. Si lo has dejado para este momento, quizá no era tan importante. Estamos seguros de que las materias de más peso del EIR ya las has mirado en 2 o 3 vueltas. Si te sobra tiempo, dedícalo a test.

 

  • Organización. Es la base del éxito. Tu calendario de estudio es flexible, puedes adaptarlo a tu situación personal, pero cúmplelo en la medida de lo posible. Saber que sigues un guión y no te vas dejando nada en el tintero te dará tranquilidad y sensación de eficiencia.

 

  • Dedica cada día al repaso de 1 ó 2 temas, según su extensión, y reserva una parte del día para hacer test sobre esos temas.

 

  • Cuando el ánimo y la fuerza decaigan, no sigas. Para, cierra los libros y desconecta un momento. Dedícate un rato a ti, a tu familia, a llamar a alguien con quien hace tiempo que no hablas; en definitiva, atiende a tus emociones. Si te resistes a ellas y sigues estudiando en contra de tu capacidad en ese momento, le sacarás menos rendimiento. Cierra un momento los ojos y recuerda por qué estás ahí y todo lo que has trabajado.

 

  • Descansa, al menos medio día a la semana. Dedica una parte del día que elijas a olvidarte de todo lo que tenga que ver con el examen. Sal con amigos, con tu familia, ve al cine, lee un libro, lo que sea que te haga recargar pilas. 

 

  • Cuídate. Puede parecer una obviedad, pero en este periodo tan duro y de tantas horas de estudio y desgaste mental, suele ser muy habitual que descuidemos mucho nuestra alimentación, y en definitiva, nuestra salud y autocuidado. Una alimentación saludable y completa se traducirá en mejores resultados físicos, emocionales e intelectuales. Es una apuesta segura.

 

  • Dedica cada mañana un rato antes de empezar, una media hora, a echar un ojo a las redes sociales y medios de comunicación que más utilices para revisar la actualidad en salud. ¡A veces una noticia se convierte en pregunta EIR! No ponerte directamente a estudiar hará que estés más fresco/a.

 

  • Confía en ti. Lo vas a hacer bien. De hecho, ya lo has hecho bien. Valora tu trabajo, tu esfuerzo y tus logros.